Elección y uso del chaleco salvavidas para kayak

kayak-vestElección y uso del chaleco salvavidas para kayak

La correcta elección y uso del chaleco salvavidas es esencial, ya sea en el kayak, la tabla de SUP o cualquier otro deporte acuático. El chaleco es un mucho más que un accesorio: es simplemente indispensable. La recomendación es usarlo siempre desde el primer día y nunca salir sin él, al cabo de poco tiempo todos nos acostumbramos, se hace parte de la actividad y lo extraño sería no tenerlo puesto.

Aún cuando podemos ver a personas de todo nivel navegar sin el chaleco es importante usarlo siempre, aquí algunas razones:
– Aumenta la flotabilidad y seguridad en caso de tener que estar en el agua.
– Reduce la pérdida de calor dentro y fuera del agua (algunos ambientes fríos pueden causar hipotermia que es un asesino silencioso).
– Permite llevar las cosas importantes a mano, como un silbato de emergencia, un cuchillo de rescate, las llaves del carro, un snack, etc.
– En caso de tener que rescatar a alguien del agua es mucho más sencillo tomarlo con firmeza por el chaleco y alzarlo.
– Aunque no sea su principal función, también protegen de golpes inesperados.

sup-vestTécnicamente los chalecos pueden ser tipo salvavidas o de ayuda a la flotabilidad. Los chalecos salvavidas hacen una gran fuerza de flotación y están hechos para que la cabeza y las vías respiratorias queden fuera del agua. Estos no sirven para kayak ni otros deportes acuáticos porque son muy grandes, incómodos e impiden el movimiento, ya sea remar, subir al kayak o a la tabla, mucho menos nadar. Estos chalecos salvavidas son los que se usan en embarcaciones. Mientras que los chalecos para remar, ya sea kayak o paddle board (SUP) son técnicamente para ayudar y aumentar la flotabilidad. Esta diferencia, en caso de dudas lo podemos ver el etiquetado de los chalecos pues deben cumplir ciertas normas. Existen varias certificaciones para que un chaleco cumpla como elemento de flotabilidad y garantice que hace una fuerza de 50 N o más para aumentar la flotabilidad.

Chalecos de ayuda a la flotabilidad hay de varios tipos, pero es conveniente elegir uno específico para remar. La diferencia más importante es que son cortos y que permiten la movilidad de los brazos.

Un detalle extremadamente importante es el correcto ajuste del chaleco, este se debe ajustar al cuerpo y abrazarlo completamente. No debe asfixiar, pero debe estar bien ajustado. Esto se puede comprobar de manera sencilla al tratar de mover el chaleco en el torso, el chaleco debe estar ajustado de modo que el chaleco no se mueva hacia los lados ni tampoco hacia arriba. En caso que el chaleco este muy suelto, al caer al agua el chaleco flotará e irá hacia arriba, mientras que la persona se hundirá, en ese caso el chaleco no cumplirá correctamente su función.

También hay que considerar que el chaleco deje suficiente espacio en las axilas para evitar cualquier roce al remar.

Chaleco salvavidas

Algunos consejos al momento de elegir el chaleco:
– Debe ser cómodo sobre el cuerpo y permitir el movimiento.
– Debe ajustarse correctamente al cuerpo y ser de la talla adecuada.
– Debe ser fácil de poner y quitar. Usualmente con cierre central o lateral.
– Que tenga los bolsillos que necesitas (no más) y que tengan un orificio de salida para el agua.
– Que lleve silbato o agregar un silbato al chaleco.
– Que no tenga accesorios que se puedan oxidar, en particular los cierres.
– Que tenga elementos donde colocar mosquetones, luces, silbato, etc.
– De colores vistosos para ser visto desde lejos.

Es importante luego de su uso, enjuagar el chaleco con agua dulce y secar a la sombra antes de guardar. Esto alarga su vida útil.

Si navegas en compañía de chiquitos o mascotas, ellos deben también llevar un chaleco que garantice su seguridad. Debe ser uno especial para ellos, no sirve usar uno de adulto. En el caso de los niños, se debe usar uno de máxima flotabilidad, con cinta por debajo de las piernas y con suplemento de cabeza.