Cuidado y limpieza del chaleco salvavidas

Cuidado y limpieza del chaleco salvavidas

Es importante realizar la limpieza del chaleco salvavidas inmediatamente después que se ensucie con barro, comida o protector solar, porque éstos pueden contener químicos dañinos para el chaleco. Es ideal crear el hábito de limpiar el chaleco al menos una vez al mes (si lo usa frecuentemente) o antes de guardarlo por una temporada. Debido a que en el sudor corporal y la piel hay aceites y otros químicos que se pegan al chaleco.

Es mejor hacer la limpieza del chaleco salvavidas en un día soleado, ya que el chaleco se secará más fácilmente luego de lavarlo. Se necesitan los siguientes materiales:
– Balde
– Cepillo de cerdas suaves y una esponja
– Detergente suave o jabón líquido (lava platos)
– Manguera
– Cuerda para secar ropa (o similar)

Limpieza del chaleco salvavidas, chaleco viejo

Llenar el balde agua hasta la mitad y agregar el jabón suave o lavaplatos líquido y remover bien. En caso de usar jabón en polvo, debe estar completamente disuelto en el agua. Se deben soltar todas las tiras, broches y zippers del chaleco.
Revisar el chaleco en búsqueda de moho. En caso de tenerlo, lleve el chaleco fuera de la casa y cepille la parte afectada para remover las esporas. Luego de eliminar cualquier signo visible de moho, enjuague el chaleco con el agua de la manguera.

Posteriormente, el chaleco se debe meter en el balde para empaparlo de agua jabonosa y limpiar con la esponja.
Para las manchas más difíciles, se puede aplicar un poco de jabón líquido directamente sobre la mancha y cepillar con cuidado usando el cepillo de cerdas suaves. Recuerde no aplicar mucha fuerza para evitar dañar la tela y las costuras del chaleco. Se deben limpiar las cintas y los broches también.
Enjuague con la manguera o dentro del balde con agua limpia. Revise que la tela no quede arrugada o deformada, recuerde lavar y enjuagar todas las partes del chaleco: costuras, zippers, los broches por dentro y por fuera, etc.
Colgar el chaleco al aire libre, usando una cuerda para ropa es lo ideal. Debe estar en un sitio bien ventilado y bajo sombra. Evite colocar el chaleco directamente bajo el sol, pues esto causa manchas y decoloración. Nunca trate de acelerar el proceso de secado usando la secadora, secadora de cabello u otras fuentes de calor.

Limpieza del chaleco salvavidas, chaleco viejo

Tips adicionales para el cuidado y limpieza del chaleco salvavidas.
Es importante no utilizar ningún tipo de químicos fuertes para limpiar el chaleco. Por ejemplo, nunca se debe utilizar cloro ni otros limpiadores industriales directamente sobre el chaleco. Esto debilita la tela y daña la espuma interna del chaleco. Nunca lave el chaleco dentro de la máquina lavadora de ropa, el movimiento podría dañar la espuma interna del chaleco.
Si encuentra moho en el chaleco, es posible tratar de limpiarlo bien y recuperarlo. Sin embargo, los expertos recomiendan que considere desechar el chaleco y comprar uno nuevo, sobretodo en el caso de chalecos para niños. El moho posiblemente también se encuentre en las partes internas del chaleco y en ese caso nunca se puede estar seguro de haberlo removido completamente.

Remover los malos olores del chaleco
Los chalecos pueden agarrar malos olores por varias causas, incluyendo moho, sudor y olores corporales. En cualquier caso, nadie quiere usar un chaleco maloliente. Cuando sienta que algún olor desagradable comienza a sentirse en el chaleco, es el momento de limpiarlo y remover esos olores. Normalmente el lavado es suficiente para quitar los olores, sin embargo a veces es necesario buscar otras soluciones para quitar el olor. Existen productos especiales para remover olores.
Antes de aplicar alguno de estos productos, asegúrese de haber limpiado y lavado el chaleco siguiendo las instrucciones arriba mencionadas. Luego que el chaleco esté completamente seco y limpio siga con el proceso.
Compre el producto para quitar los olores y siga las instrucciones del mismo, en especial la concentración de cuanto producto se debe mezclar en la cantidad de agua. Por ejemplo: una tapa de producto en un litro de agua.
Normalmente el proceso consiste en sumergir el chaleco por 5 minutos en el agua con el producto especial para quitar los olores. El chaleco debe estar completamente bajo el agua durante todo el tiempo. Luego se debe remover el chaleco de la solución liquida y colgar al aire (bajo sombra) para secar. Sin enjuagar, ni exprimir, solo se debe dejar que el agua escurra hasta que esté seco.

Tips para el buen mantenimiento del chaleco
Recuerde que el chaleco no es una pieza del vestuario. El chaleco es un elemento de seguridad del cual podría depender su vida y por lo tanto requiere especial atención. El chaleco se debe inspeccionar regularmente para asegurarse que todos sus elementos están en perfecto estado y cumplirá su función en caso de necesitarse.

Nunca coloque objetos pesados sobre su chaleco, esta presión sobre la “espuma” interna daña su capacidad de flotación. Por esta misma razón, nunca se siente sobre el chaleco, recuerde que no es un asiento.

Limpieza del chaleco salvavidas, chaleco roto
Limpieza del chaleco salvavidas, chaleco roto

Revise regularmente la tela y las costuras del chaleco. Debe asegurarse que no tenga huecos, desgarre o roturas. En caso de encontrar algún daño se debe reparar o reemplazar por uno nuevo.
Los chalecos duran mucho más si se guardan en un sitio seco y con buena ventilación. Nunca guarde su chaleco doblado o bajo peso de algún tipo, esto daña la espuma de flotación.